5 may. 2014

Foro de Seguridad Alimentaria en la Región del Golfo de Fonseca

El pasado 29 de abril se celebró el Foro de Seguridad Alimentaria y Nutricional en la Región 13 del Golfo de Fonseca, en el marco del proyecto "Fortalecimiento de la organización, alianzas y la producción agropecuaria de grupos campesinos para mejorar la Seguridad Alimentaria en los municipios de Nacaome y San Lorenzo, Honduras", financiado por la UE (410.000 euros). El evento se coordinó desde la Mesa Regional SAN de la Región 13, aprovechando las sinergias institucionales entre CODDEFFAGOLF a través del proyecto mencionado, PRESANCA II (Programa Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Centroamérica), y el Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico (CURLP) a través de la unidad UNAH-Sociedad.

De esta forma, se consiguió la presencia en este foro de representantes de las autoridades municipales de la Región Sur, Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional (instancia técnica gobierno nacional encargada de la coordinación, planificación, seguimiento, monitoreo, evaluación y formulación de procedimientos metodológicos de la Política de Seguridad Alimentaria (PSAN) y la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaría (ENSAN)), Universidades, entidades cooperantes y sociedad civil.

Las temáticas del Foro fueron: sinergias institucionales en el fortalecimiento de la SAN en el corredor seco (donde se habló de la Alianza por el Corredor Seco); seguridad alimentaria y cambio climático desde la perspectiva del ordenamiento territorial; causas sociopolíticas de la seguridad alimentaria y nutricional; divulgación de experiencias exitosas a nivel comunitario, donde dos productor@s familiares de la región contaron su experiencia; y mejoramiento genético de las semillas criollas de maíz, a cargo de José Elí, que realizó una estancia en la Misión Biolóxica de Galicia el pasado año.

 José Elí presentando el proceso para mejoramiento genético de semilla criolla
Asistentes al Foro, que contó con la presencia de medios de comunicación

Además, al finalizar el evento, las autoridades locales de los municipios del Sur firmaron un convenio comprometiéndose a destinar recursos específicos para asegurar la seguridad alimentaria en sus municipios.

3 may. 2014

Nuevo programa en Honduras, primeras reflexiones

Tras más de 6 años trabajando en la zona del Golfo de Fonseca, y con las lecciones aprendidas del primer programa ya interiorizadas (acabó en 2012 y durante 2013 se estuvo trabajando en la transición al nuevo programa en el país), os contamos a continuación el programa que se presentó a principios de este 2014 para financiación a la UE y que ya viene a resumir el trabajo que se espera hacer en los próximos años (en unas semanas esperamos saber si pasamos la primera criba, además en paralelo estamos preparando las propuestas en los sectores agua y desarrollo rural que presentaremos a Cooperación Galega de la Xunta de Galicia también en las próximas semanas, que están en la misma línea de lo que se cuenta a continuación). Se ha tratado a mayores de poner de manifiesto los elementos del enfoque de capacidades de desarrollo humano que se tocan en el programa (a modo de pequeña evaluación ex-ante del marco general del programa).

El nuevo programa surge como una iniciativa de articulación y creación de sinergias entre diferentes actores que vienen desempeñando actuaciones para el desarrollo local en Honduras, con especial énfasis en la zona del Golfo de Fonseca, Honduras: El Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca (CODDEFFAGOLF), la Asociación Hondureña de Juntas Administradoras de Agua (AHJASA) y la Mancomunidad de NASMAR (conformada por siete municipalidades de la región del Golfo de Fonseca, entre las cuales está la Alcaldía de Marcovia, nuestro socio en estos primeros años de trabajo en Honduras, de forma que continuamos su fortalecimiento pero ya desde "un escalón más arriba"). El presupuesto del programa solicitado a UE es de 1,5 millones de euros a ejecutar en 4 años.

Problemática
Por un lado, la sobre-explotación de los recursos pesqueros, la deforestación y el acaparamiento de zonas costeras por parte de la camaronicultura intensiva, así como la dependencia de intermediarios, la falta de medios propios y de acceso a financiación de los/as pescadores/as artesanales y la falta de formación para generar procesos de valor añadido, han originado una disminución sustancial del rol de la pesca artesanal como fuente de ingresos, siendo las opciones de la población local ante esta situación el desempleo y la emigración. La pesca artesanal es considerada como una actividad informal y no está incluida en el cálculo del PIB, lo que invisibiliza esta actividad económica y genera la vulneración sistemática de los derechos laborales fundamentales de los/as pescadores/as artesanales. Así mismo, la diversificación económica en la zona es escasa, y la mayor parte de la población carece de formación profesional y empresarial y de acceso a financiamiento para iniciar y gestionar actividades productivas que generen nuevas fuentes de ingresos. En este contexto, las mujeres y los jóvenes son los grupos más desfavorecidos, padeciendo mayor riesgo de pobreza y exclusión social
Por otra parte, la falta de acceso a servicios sociales básicos de gran parte de la población impide garantizar condiciones de vida dignas. Especialmente grave es la falta de acceso al agua potable y saneamiento. Esta circunstancia influye directamente en otros aspectos como la salud, educación, empleo, equidad de género y sostenibilidad ambiental, y por tanto en el desarrollo humano de la población. La escasa capacidad de planificación de las municipalidades como titulares de obligaciones para la gestión integral del recurso hídrico, el bajo nivel de formación técnica y de empoderamiento de las entidades comunitarias con competencias en gestión de agua y saneamiento y la ausencia de innovación y formación en tecnologías apropiadas al contexto afectan negativamente a esta situación.

La acción

El diseño de la presente acción se ha apoyado decisivamente en las amplias consultas realizadas a la población y a diversos agentes de desarrollo locales. Las consultas realizadas por CODDEFFAGOLF se extendieron a cooperativas de pescadores/as artesanales con las que colaboran habitualmente. Las 7 municipalidades que conforman la Mancomunidad de NASMAR mostraron su interés en las actividades propuestas. A su vez, AHJASA presentó el plan de formación de técnicos comunitarios y juntas de agua de más de 80 comunidades de la zona del Golfo de Fonseca, siendo muy bien acogido por estas.
La acción del proyecto se centra en el objetivo de apoyar el empleo digno en el sector de la pesca artesanal y el fortalecimiento de la gestión del agua a nivel de población e instituciones en el Golfo de Fonseca. Los resultados planteados para la consecución del objetivo son:
OE1.R1. Facilitado el acceso a ingresos y empleo digno en el sector pesquero artesanal en el Golfo de Fonseca, con especial atención a mujeres y jóvenes, que incluye actividades como el fortalecimiento técnico y profesional para la producción y transformación de productos del mar (en coordinación con el Instituto Nacional de Formación Profesional-INFOP); la formación para la creación y gestión de pequeñas y medianas empresas (con la colaboración del Centro de Desarrollo Empresarial para la Micro, pequeña y mediana empresa de la Región del Golfo de Fonseca-CDE-MIPYME); creación y fortalecimiento de sistemas de financiamiento local para mejorar el acceso al crédito para actividades productivas, actividades dirigidas a redireccionar las políticas del Gobierno hondureño para conseguir el reconocimiento de la pesca artesanal como sector económico formal y el cumplimiento de los derechos laborales de los/as pescadores/as artesanales.
OE1.R2. Potenciadas las aptitudes, habilidades y destrezas de titulares de derechos, responsabilidades y obligaciones en materia de abastecimiento de agua y saneamiento para la mejora de la calidad de servicio y de las capacidades profesionales, mediante el fortalecimiento del personal de las municipalidades para la planificación de la gestión integral del recurso hídrico; el fortalecimiento de las capacidades personales, técnicas y administrativas de juntas de agua y técnicos comunitarios a través de un módulo formativo en administración y operación de sistemas de agua (con el seguimiento de la Comisión Nacional para el Desarrollo de la Educación No Formal- CONEANFO); la implementación y formación de profesionales en nuevas tecnologías apropiadas en materia de agua y saneamiento.
OE1.R3. Generadas las capacidades para el liderazgo de mujeres y jóvenes y las oportunidades para lograr una participación real y equitativa, a través de de la formación de personas dinamizadoras y promotoras en metodologías que favorezcan la participación real de mujeres y jóvenes; la creación de agendas mínimas para las mujeres y jóvenes pescadoras en la zona del Golfo de Fonseca; la formación para la promoción y el fortalecimiento de habilidades de liderazgo comunitario de mujeres y jóvenes. Así mismo, se incidirá en mejorar el acceso a formación y oportunidades de empleo de mujeres y jóvenes de forma transversal en todas las actividades del proyecto



2. Elementos del Enfoque de Capacidades para el Desarrollo Humano (ECDH)

Para evaluar el proyecto, los elementos del Enfoque de capacidades clave han sido los 3 siguientes:

1) las capacidades y los funcionamientos
2) la agencia de las personas
3) la importancia de la deliberación y el debate público.

El primero y el segundo porque son claves en cualquier acción de desarrollo internacional que pretenda trabajar con enfoque de derechos, como es el caso de este programa. El tercero porque el refuerzo de la participación y la transparencia institucional es especialmente importante en el trabajo en determinados países (y Honduras es uno de ellos, dado su bipartidismo histórico y la inestabilidad política e institucional que arrastra, especialmente desde el golpe de estado de 2009). Respecto a los otros elementos del ECDH, los valores se tienen en cuenta ya en el propio diseño de los proyectos (tanto bienestar y seguridad, como equidad, DDHH o sostenibilidad ambiental y libertad cultural). El trabajo en multidimensionalidad del bienestar, que implicaría el trabajo con programas integrales y a largo plazo, es bastante complicada en el actual contexto de la cooperación (a pesar de en este caso tocar dos elementos complementarios de visibilización laboral y servicios básicos claves), paliando las deficiencias del sistema de cooperación en este elemento del ECDH con la alineación de las acciones del programa con las políticas e iniciativas estatales y locales (siempre que estas respeten el resto de elementos del ECDH) y la coordinación con el resto de agentes en los distintos niveles: local, regional, nacional.

3. El proyecto según las capacidades

Respecto a las capacidades, la acción tiene un enfoque eminentemente formador y también de incidencia política (tanto en la visibilización de las precarias condiciones laborales en un sector clave como en su regulación, así como en derecho humano al agua, mejora del acceso al agua y su gobernanza). De esta manera de trata de dar capacidades y que éstas se puedan traducir en algo real en temáticas muy valoradas por la población. Se trabaja dentro del proyecto con especial atención, por tanto, en los factores de conversión personal y en los de conversión social (para los medioambientales la propia estrategia de trabajo focalizada en el sector de la camaronicultura artesanal y el agua salen de la estrategia de adaptación a esos factores por las condiciones de la zona, costera y de trópico seco). El trabajo en estas dos áreas reforzará la capacidad de la población de decidir sobre su propio desarrollo y la afiliación, facilitando la gestión endógena de los recursos de la zona, reduciendo dependencias y fortaleciendo el sentido de trabajo conjunto con las iniciativas de cooperativas de camaronicultura, juntas de agua potable y el trabajo con estos grupos para que conozcan sus derechos y se movilicen por ellos).

4. El proyecto según la agencia

Respecto de la agencia, que se acerca bastante al concepto de “empoderamiento” que se maneja más habitualmente en los proyectos de cooperación de última generación, se puede decir que:
  • el programa  trabaja temas de gran sensibilidad para la población, muy valorados por la misma dada la problemática que sienten
  • la mejora del desempeño en una actividad productiva básica de la zona y en un servicio básico, manteniendo el poder de gestión en las propias personas (e incidiendo especialmente en grupos desfavorecidos como mujeres y jóvenes), se complementa con la promoción de grupos de gestión de ámbito local que puedan actuar de marco para el apoyo mutuo de sus miembros y, por supuesto, para hacer la interlocución con el resto de agentes de desarrollo locales (en particular en defensa de un sistema de explotación más apegado a lo local, menos deslocalizado y más horizontal, frente a las grandes empresas agroalimentarias que son cabeza de un determinado tipo de modelo extractivo ante el que se quieren plantear alternativas más sostenibles que ya existían en la zona y que están contribuyendo a destruir) y exigiendo a las AAPP competentes que cumplan su papel como aseguradoras de derechos laborales y servicios básicos, así como promoción de actividades sostenibles.

5. El proyecto según la importancia de la deliberación y el debate público.

El aumento de las capacidades de las personas en un contexto de asociación de defensa de intereses conjuntos (como cooperativas, o las juntas de agua potable y saneamiento), son un vehículo clave en zonas rurales de participación en la comunidad. Además, se trata de entidades clave para la interlocución política, que además es uno de los objetivos de la acción. Trabajando con la mancomunidad se consigue involucrar a las municipalidades en el proceso, como AAPP local con obligaciones (especialmente en el tema de agua y saneamiento, pero también en la regulación de permisos de explotación a grandes empresas que muchas veces emplean métodos nada ortodoxos para lograrlos...). Trabajando con la asociación de juntas de agua, se consigue que no sólo las juntas de agua por su cuenta hagan incidencia política y trabajen por su comunidad, sino que se unen como entidades con objetivos comunes (y les da mucha más fuerza en cualquier acción de incidencia y negociación). Por último, trabajando con CODDEFFAGOLF, una asociación ambientalista creada precisamente por gente de la pesca artesanal para proteger los manglares de la explotación por las grandes empresas, se fortalece lo que Joan Martínez Allier llamaba el “ecologismo de los pobres” (y “por los pobres”), el ecologismo de la gente que vive de la naturaleza y sabe que por eso precisamente hay que protegerla, siendo conscientes de que para ello hay que asociarse.