12 oct. 2012

IMPUNIDAD ES CAUSAL DE REINCIDENCIA MORTAL

En el día que conocimos la más que discutible concesión del Premio Nóbel de la Paz a la UE, nos parece oportuno publicar este artículo de denuncia de Jorge Varela, gerente de CODDEFFAGOLF, uno de nuestros socios en Honduras.


 --------

Jorge Varela Márquez / Premio Goldman 1999

La industria acuícola del camarón o “langostino”, se ha establecido en los humedales tropicales a sangre, destrucción y contaminación. Para que esto ocurra han sido violadas las Leyes, Decretos y Acuerdos Nacionales, así como las Convenciones Internacionales “Ramsar”, “Biodiversidad”, “Derechos sociales, culturales económicos…” “COFI/FAO” entre otras. Lo mismo ocurre con los “Códigos de Conducta” de las mismas empresas y de las asociaciones a las que pertenecen. Las “Certificaciones” o “Sellos Verdes” generalmente se usan para “lavar la imagen” de los productos y de las “cadenas de supermercados” que los venden a los consumidores de Europa, Japón y USA. La destrucción de los ecosistemas de bosques de manglar y otros asociados, ha sido evidente en todo el Mundo, al grado que un 50% de estos humedales han sido destruidos principalmente por la acuacultura del camarón… En Honduras más de 20,000 hectáreas de humedales se han convertido en piscinas camaroneras. Estas a su vez han contaminado las aguas adyacentes al no contar con lagunas de oxidación para el tratamiento de sus aguas servidas, la fetidez de sus desechos sólidos atenta contra el bienestar y la salud de las comunidades, mientras tanto 13 pescadores artesanales han sido asesinados y han resultado varios heridos de gravedad. Todos estos crímenes relacionados con los camaroneros y en total impunidad.

Hace unos pocos meses se comprobó la destrucción de manglares por la empresa Granjas Marinas San Bernardo (GMSB), posteriormente los acuicultores firmaron un “Convenio de Cooperación” con la institución responsable de proteger los manglares (¡ICF!); y el 1 de Octubre, los guardias de GMSB han sido acusados de asesinar al joven Yelson Gabino García Mendoza, (17 años), quien según la denuncia respectiva, garantizada por un “testigo protegido”: Yelson se encontraba pescando en el estero “Tionostal” a las 2 de la madrugada del 31 de Agosto, cuando los guardias lo capturaron, se lo llevaron y luego lo presentaron asesinado, mostrando signos de tortura, golpes en el cuerpo, y la cara acribillada con múltiples perdigones de escopeta aparentemente disparados a corta distancia… De nuevo GMSB se relaciona ahora con otro más de los 13 homicidios impunes. La mayoría de los cuales solucionados con una pequeña compensación monetaria o trabajo temporal para los deudos.



Yelson Garcia (17 años) ¿Otro asesinato impune? 

Pero, lo mismo ocurre en otras latitudes del Planeta; mientras los pueblos del Norte degustan impasibles estos crustáceos que les llegan del Sur… _“Bon appetit”_ se confirma lo que dijimos hace algunos años: “La impunidad es causal de reincidencia”


Honduras, 09/10/2012

5 comentarios:

Daniel dijo...

Es increíble como se permite esto, desde las dos vertientes, desde el Norte (empresas, gobiernos e, incluso, consumidores, aunque me gusta creer que es por falta de información como esta), y desde el Sur, permitiéndose el incumplimiento de toda ley con total impunidad... sin problema!
De vital importancia la denuncia de todo este teatro! La nueva entrada de los PCR puede y debe esperar.
Mi más profundo pésame a la familia de Yelson García y todas las víctimas del tejido consumista global actual... lástima, es lo que siento.

Daniel dijo...

Por cierto, ICF, Instituto de Conservación Forestal en Honduras. http://www.icf.gob.hn/

Anónimo dijo...

menos mal que escape de de esa historia. no vuelvo trabajar para asesinos.

Anónimo dijo...

E que tem a ver a UE com esta história?
Que lhe reclamem a polícia e ao governo de Honduras, que para isso são soberanos.

Sergio dijo...

Se de verdade pensas que os países neste caso son soberanos (non só Honduras, senon todos) estás moi equivocado... as multinacionais (na súa maioría de USA-UE-Japón) mandan moito...