10 sept. 2012

Estancia en las Comunidades. 1ª Parte: Portillo Colorado


Este año los PCRs de Agua vamos a disfrutar de un tiempo de estancia en las Comunidades algo diferente respecto a los años anteriores.

Estables en San Francisco de Coray, decidimos junto a nuestra contraparte Save the Children Honduras repartir la estancia en dos semanas, tres días en cada una de las Comunidades donde ESF trabaja en el Programa para la Reducción de la Vulnerabilidad en Áreas Empobrecidas, financiado por AECID.
Las comunidades son Portillo Colorado y El Terrero. De esta forma, los PCRs podremos vivir ambas realidades y trabajar en el levantamiento de información sobre el sistema.

La primera estancia fue los días 28-29-30 de Agosto en Portillo Colorado, donde nos acogieron Don Crescencio, el presidente de la Junta de Agua, y su familia.

Nuestra Familia en el Portillo
Llegar a Portillo Colorado no es tarea fácil. Comunicado con la cabezera municipal por una carretera de piedras y numerosas cuestas, el acceso resulta más que complicado, en particular en época de lluvias, donde el riesgo de quedarse la aldea aislada es elevado.

Las condiciones de las personas son muy extremas. La mayoría de casas son de bahameque, no hay acceso a electricidad, el centro de asistencia sanitaria se encuentra a unos sesenta minutos andando, para agarrar el transporte público hay que desplazarse a la comunidad mas cercana y, por supuesto, antes del Proyecto no había acceso al agua ni al saneamiento.

Un Café con leche por favor 
El único sustento de las familias son la milpa , la posesión de algún animal y, cuando es época, agarrar el machete e ir a trabajar en los cultivos de café y caña de azúcar.

El sueño de los jóvenes (y no tan jóvenes) son los Estados (EE.UU.). Sueñan con la posibilidad de llegar allí, rezan para que no les arresten antes de cruzar la frontera, lo cual hacen con la ayuda de un coyote (persona que les sirve de guía para cruzar a los EE.UU. ilegalmente, cobrando ingentes sumas de dinero por ello). Una vez allí, pasarse unos años en la clandestinidad, trabajos precarios y ahorrar lo suficiente para construir una casa y vivir dignamente. Esta es la realidad de la gente de Portillo Colorado.


Volviendo a lo relacionado con el proyecto, los PCRs estuvimos casa por casa platicando con la gente, escuchando su realidad, haciendo preguntas sobre cómo eran sus vidas antes y cómo esta cambió después de la implantación del sistema.

Dani comprobando una letrina
Las reacciones de los beneficiarios fueron múltiples. Algunos se intimidaban, otros empezaban dudoso pero al final nos echábamos unas cuantas risas y, por último, estaban los que se entregaban nada mas vernos.

Es desde hace dos meses que el sistema empezó a funcionar, los beneficiarios tienen agua y letrina en su casas y se van familiarizando con este nuevo estilo de vida.

Dany  comprobando una Pila
La mayoría de los entrevistados son mujeres,  puesto que es época de siembra y resultó muy difícil encontrarse con algún hombre en las casas.


Platicamos con las mujeres y los niños, que son los que viven en sus carnes las horas de trabajo, las dificultades, los dolores y las caídas derivadas de la falta de agua.

Todas coincidían en que ahora están más felices, ya que estan más descansadas, pueden dedicarse con más tranquilidad a las tareas de la casa y los niños juegan más.

Hablando con la directora de la escuela nos comentó que los niños son más puntuales ahora, hay más asitencia y estaban más descansados.

Sobre el sistema de saneamiento es donde surgen más dudas. Aunque toda la gente conoce su importacia y alaba su ventajas de comodidad e intimidad, en unos cuantos casos nos surgieron dudas sobre si algunas familias utilizan el sistema y se han adaptado al cambio en sus hábitos higiénicos del día a día (toda la aldea estaba sin letrinas anteriormente, defecaban al aire libre).

Como cualquier cambio necesita su tiempo, habrá que trabajar más la sensibilización y formación a nivel comunitario (poniendo énfasis en la correcta formación de la Junta de Agua) para que se refuerze la importancia de su uso y utilidad, y así, poco a poco, el porcentaje de uso del sistema suba.

Los PCRs dejamos un trocito de nosotros en el Portillo. Ahora ya estamos listos y emocionados para nuestra próxima estancia en El Terrero. ¡Tendréis noticias sobre ello pronto!










1 comentario:

Sergio dijo...

muy buena entrada! parece que estamos allá con vosotros! El tema de saneamiento suele ser especialmente complicado y hay que hacer grandes esfuerzos (también en las escuelas desde pequeños) porque son hábitos arraigados...