11 feb. 2013

Entrevista con Amanda Reyes Cruz (CAMPES)


Amanda Reyes Cruz vive en la comunidad Costa Azul, aldea San Bernardo (municipio de Namasigüe). Pertenece a la asociación de CAMPES (Asociación de Campesinos y Pescadores Artesanales) y es coordinadora del proyecto que van a iniciar este año (transformación de productos pesqueros en el centro de acopio de Guamerú, construido en la Fase I de Gallardo).


El proyecto se desarrollará de mayo en adelante, ya que ahora mismo la playa está seca . Según la propia Amanda, " Con el poder de Dios esperamos el agua, y cuando empieza el invierno hay bastante cosecha de camarón y pescado". Para poner en marcha el proyecto se necesitan agua potable y letrina para poder conseguir el registro sanitario y comercializar los productos del centro de acopio.


¿Cuales son los objetivos que pretenden conseguir en CAMPES?
Tener una cooperativa para que las personas que tengan cualquier necesidad y escasos recursos puedan pedir un préstamo. La cooperativa hace préstamos para hacer aquella actividad que necesita, y se van pagando intereses para ayudar a otras personas que lo necesiten. Cuando alguien cae enfermo, se tiene un monto con una cuenta del banco, para cuando alguien necesita un préstamo. En la asamblea se dan informes de cómo va ese capital.

¿Cómo se organizan?
La organización tiene una junta directiva, presidente, secretario, tesorero, vicepresidente y fiscales. La directiva se reúne primero antes de la asamblea para presentar actividades y votar en la asamblea. La asamblea se reúne una vez al mes, cada 22 de mes.

CDFG nos ha estado motivando y es la única que no nos ha dejado de la mano en ningún momento. Cuando hemos hecho huelgas para lograr ese playón, estuvimos 22 días de sol y de noche peleando para que nos dejaran esa zona de playa porque las camaroneras la llevaban, ya tenían máquinas metidas a dentro. Mi marido era presidente de la directiva y anduvo motivando gente, buscando otros líderes en las comunidades para que cada líder trajera gente para venir a hacer la huelga a la playa y llegar a un diálogo. Y así fue, se logró conservar esa playa.

¿Participan en algún otro tipo de red, asociación?
Entre las mujeres que estamos metidas estamos organizadas entre grupo de mujeres, cada grupo tiene 10 mujeres. Estas 10 mujeres estamos organizadas con FEMU que nos está ayudando con ganado, nos dan una vaca, y después se paga con una cría, la primera cría es de la institución. La municipalidad también nos está apoyando, apoya a FEMU con capacitaciones. Todos los grupos organizados de mujeres estamos metidos en la CAMPES.

¿Qué cree que ISF puede aportar como organización con su trabajo en su región?
Aquí en este sector ahorita hay problema de abastecimiento de agua porque se hizo un proyecto que estuvo durando unos meses, pero la bomba se quemó. Se solicitó otro proyecto y el pozo está hecho, pero falta la tubería para iniciar.

A nosotros lo que nos ha afectado aquí son las camaroneras. Ellas dicen que están ayudando a las comunidades aquí, pero esas son las que nos han dejado muertas. Antes en esa playa de ahí había riqueza, pero desde que entraron las camaroneras vino a quedar pobre. Ellos dicen que están asistiendo a las comunidades, que las ayudan, pero traen mano de obra de otros lados, a la gente de las comunidades se cuentan los cuatro a los que les han dado trabajo. El resto de personas tienen que buscar manera de buscarse la vida. En las meloneras se estaba dando bastante trabajo a las mujeres, pero a los hombres no, algunas estafan al trabajador porque no pagan regular, y otras ya tienen también a su personal.

Las mujeres necesitaríamos un apoyo para desarrollar un proyecto con el que podamos estar mantenidas.

Otros comentarios.
Ahora que tenemos el centro estamos luchando por unas lagunas, porque ahora que ya tenemos el centro de acopio, estamos analizando que si esta laguna nos da buena producción para el centro. El señor alcalde nos está apoyando en esto, diciendo que nosotras las mujeres teníamos la ley en la mano y no nos podíamos quedar con los brazos cruzados. Somos como unos 6-8 grupos que estamos metidos.
Nosotras estamos siendo capacitadas con CDFG para cultivar, y los cultivos tienen que ser con abonos orgánicos, los insecticidas también tienen que ser naturales, a través de las plantas que nos han entregado, con eso estamos tratando. Si uno le pone el químico, uno se está destruyendo el órgano también, porque las plantas vienen siendo ya contaminadas, si cultivamos con el abono orgánico no.


1 comentario:

Almudena dijo...

gracias Lois pola entrada! moi interesante e positivo!