12 ago. 2013

Crónica de las primeras impresiones de los PCR

Yolanda

Intensidad made in Honduras ya desde Tegucigalpa. Realidades sociales que forman parte de un panorama que no resulta agradable cuando uno siente la frustración por no poder hacer lo suficiente para mejorar una situación que la gente más humilde (la inmensa mayoría) pide a gritos a través de su lucha en el día a día y con la dignidad de la supervivencia en hora punta.

Llegada a la sede de nuestra socia CODDEFFAGOLF en San Lorenzo, Valle. Todo es amabilidad y hospitalidad. El calor es una constante que ralentiza el estrés occidental al que casi nos habíamos acostumbrado para indicarnos que aquí el tiempo es tan relativo como la vida misma.

Unas horas para respirar y observar todo lo que rodea a uno mismo e intentar asimilar que ya estamos al otro lado del charco después de día y medio de jet lag existencial.

Tras un atardecer en los manglares como bienvenida improvisada cogemos la energía y motivación para empezar lo que está siendo nuestra actividad como PCR.

Días de mucha información, datos, opiniones, perspectivas, palabras de reivindicación, ánimos sin lucro y honestidad con sello propio.

En ocasiones, tengo la intermitente sensación de no entender nada y todo al mismo tiempo; realidades que viven codo con codo pero que muestran la cara y la cruz de un sistema complejo de digerir cuando la ley del más fuerte y el anteproyecto de ley del más débil es la tónica dominante, el imperialismo yanqui patrocinando el capitalismo más repugnante, la corrupción corrosiva, la violación de derechos fundamentales, la explotación indiscriminada de los recursos naturales: sequías existenciales e inundaciones de la esperanza por un futuro con un atisbo de mínimos básicos.

Nenos e nenas na rúa dunha pequena comunidade
Vidas que se arriesgan para conseguir algo que poder comer mientras otros se deleitan del monopolio de la riqueza indebida. Machismo solapado a un sistema patriarcal que parece condición innata. La epidemia de narcotráfico uniformado con el poder gubernamental y la violencia sin precedentes : drogas y alcohol como sedantes vitalicios. Muertes que valen más que la vida, natalidad precoz y el sensacionalismo del dolor mediatizado.

Comunidades que piden a gritos una organización de recursos logísticos para trabajar con un sistema productivo sostenible y el cese de todas las industrias sin escrúpulos que se apoderan de bienes públicos y del privado sentimiento del acceso al trabajo honrado.

Por otro lado nos encontramos con la admirable capacidad de resistencia y lucha que con una paciencia y perseverancia aplastante dan una lección a todo este abismo en espiral inconclusa. Un panorama y un contexto complejo en el que asociaciones, comunidades y al fin y al cabo personas, deciden tomar la iniciativa para sembrar cada día su grano particular de fe y sudor temperamental para controlar y luchar a favor de un bien fundamental: el derecho a una vida digna.

Es ahí donde empieza el cambio real.

 ----------------------------------------------------------------

Daniel

Ya con los pies en territorio Hondureño!! Despues de un gran aterrizaje (nada que envidiar a los aterrizajes de Coruña). Llegamos a la ciudad del caos Tegucigalpa sobre todo si hablamos del tráfico, cada uno conduce por donde queire y como puede con grandes todoterrenos. Una ciudad de contraste ya que al lado de unha casa a punto de caer habitada por una familia numerosa se encuntra un Macdonals, Burger Kings, etc.

Pai e fillo desprazándose en bicicleta
Despues de dos horas en un bus típico americano, como la maioria de los buses hondureños, atravesando una carretera o mejor dicho un campo de minas porque en honduras las carreteras no tienen baches sino que son cráteres y no son ni uno ni dos... Llego a min lugar de residencia Marcovia, un pueblecito pequeño y tranquilo. Lo que más pena y lo que más llama la antención e la cantidad de basura e deshechos que hai por todos lados. Lo que hacen las casas de todos los poublos y de las comunidades es quemar la basura que generan , sea orgánica o inorgánica.

Venía muy preparado pora los mosquitos llamados aquí zancudos por lo mucho que le gusta la sangre blanquita y extranjera... pero no vine preparado para el ruido infernal que hacen un bichos parecido a un grillo pero mas grandes y feos que se alojan en los arboles, conocidos como chicharras. Menos mal que el juego típico o de moda del momento de los niños de Marcovia es cazar chicharras.


 ----------------------------------------------------------------

Adrián

PCR, dosis de realidades:

Non é fácil describir con poucas palabas as impresión que crea o simple feito de estar aquí (aqueles que viviron unha experiencia semellante entederano mellor).

O sur de Honduras preséntaseme como unha zona montañosa (plagada de “cerros”) cuberta por unha vexetación verde intenso nesta época do ano, pero distinta dos verdes montes os que estou tan acostumado, e atravesada por unhas poucas carreteiras (unhas asfaltadas, outras non) frecuentadas de controles policiais/militares con non poucos nen someros buratos que fan da conducción un constante exercicio de atención tratando de evitalos e sempre acompañada por bocinazos (tanto propios como dos demais conductores). Iso nos momentos onde non necesitas facer uso da definición de “todoterreo”, vehículo oficial da zona a camioneta tipo pickup, parte traseira adaptable a número indeterminada de pasaxeiros cando é necesario e vidros tintados (motivados pola inseguridade sempre presente) para avanzar polos camiños.

Cabana de troncos nunha pequena comunidade adicada á pesca
Se algo destacaría das impresións que xenera a estancia aquí e que cando se quere as cousas se conseguen: pepsi, cocacola, antenas parabólicas, telefonía móbil... son unha constante incluso en lugares remotos onde non é cousa fácil chegar nun vehículo e nun contexto onde faise indispensable o consumo de auga embotellada por falta de potabilidade na auga da billa (nos casos onde hai billa, véxase pozo ou fonte se non). Cultura imposta do desechable pero sen interés gubernamental por un programa de xestión de residuos acorde, factores para que os desechos (principalmente plásticos) se acumulen por calquera zona un mínimo habitada como resultado dunha costume de usar e tirar inmeditamente. Tamén o feito de que a nosa simple presencia é de todo menos inocua. Nunha realidade onde a xente síntese abandoada por un goberno que vende os seus intereses o mellor postor, problemas asociados á inseguridade e o narcotráfico atopámonos con moi boas persoas. Nas pequenas comunidades non son habituais os extranxeiros e xunto a un agradecemento polos proxectos tradúcese nun cálido recibimento alá onde imos. Situación que crea unha dualidade de alegría pola oportunidade de estar aquí e esa especie de remordemento ó coñecer de primeira man outra realidade tan diferente e menos afortunada.


Pescadores preparándose para voltar a casa tras haber descargado a pesca do día





10 comentarios:

Jorge López Fernández dijo...

Genial ver que nuestros PCR ya empiezan a conocer la realidad hondureña!
El tema de los residuos ya me lo habían comentado a mí varias personas, que si a alguien ya le parece que aquí se tira basura por la calle, aquello resulta deprimente :-(. Ojalá el gobierno en algún momento decida hacer campaña por un tratamiento adecuado de los residuos, o simplemente un tratamiento de verdad.
Por cierto, cuatro fotos y ya tenemos nuestra buena ración de Coca-Colas. :-PPPP

adri c. dijo...

La foto del "momento coca-cola" igual no refleja del todo bien la situación.
Un buen número de pescadores volvían despues de llevar toda la mañana pescando para vender el pescado a los intermediarios (los cuales no lo pagaban muy bien) y antes de volver a casa en las mismas lanchas se aprovisionaban. La parte curiosa es que una buena parte eran refrescos y comida basura.

Almudena dijo...

Gracias rapaces polos vosos escritos, dende logo, sodes os ollos dos que non tivemos a oportunidade de ir...;)

Sergio dijo...

Molan las tres visiones!!!

Isabel Somoza dijo...

Excelente

tomás dijo...

Que envidia compañeiros! Vivid y disfrutad todo lo que podáis...un abrazo!! cuidaros

Patricia Iglesias dijo...

Boisima cronica. Noraboa aos tres!!Seguide asi :-*

Patricia Iglesias dijo...

Boisima cronica. Noraboa aos tres!!Seguide asi :-*

Álvaro dijo...

He estado desconectado unas cuantas semanitas, pero hoy me he leído todas las entradas PCR de este, ya, vuestro primer mes hondureño (Adrián un poco menos). Muy enriquecedoras estas 3 visiones complementarias de la realidad hondureña.
Pero PCRs agro, contadnos más cosas (¿Que tal va la recogida de datos sobre tecnologías tradicionales? ¿Que tal esos contactos para la creación de redes?), se ve más activo en el blog al PCr de agua, y eso que es uno solo. Dani, muy buenas tus entradas.

alicia dijo...

Ando lendo aos poucos e con bastante retraso, pero moi capaz de revivir esas sensacións a base de ter repensado mil veces no meu PCR! :) que marabilla de entrada a tres voces!