19 feb. 2014

Pequeñas píldoras de realismo social ________________ Píldora I .De maras, barras, fútbol y frescos.


            En una de esas tardes en las que la lluvia todavía no había aparecido por las calles de Choluteca, entre sorbos de fresco, conocí a unas personas muy especiales que en una conversación te descubren realidades incómodas, tal vez porque suceden en esa Honduras social que permanece ajena bajo el velo de la corrección política.
             Así descubrí las Barras. Desde hace 5 años, al estar  las maras  muy marcadas socialmente  han evolucionado de forma conjunta con las hinchadas deportivas de los equipos de fútbol  de Honduras a esta nueva forma, sin dejar de existir las maras  como organizaciones independientes.
           Al parecer, las Barras, está lejos de ser un problema exclusivamente juvenil, pues se centra en la captación de miembros desde la infancia. Por imitación primero, luego por protección, los niños menores de 8 o 9  años repiten  las señas con las que se reconocen los miembros de cada Barra. Las Barras se dividen en territorios, representado cada uno por 5 barrios y su correspondiente casa de reunión, además de la central de todo el territorio. Nadie que pertenezca a Barras rivales puede pisar terreno enemigo so pena de muerte. 
          La captación de miembros de las Barras empieza por los equipos de fútbol: cuando los niños pequeños van a los partidos o en los patios de las escuelas se identifican con uno u otro equipo. Existen "ojeadores" que son los enlaces de entrada a cada Barra. Entrada que lleva asociada una  prueba o rito de iniciación, que oscilan desde llevar a cabo asesinatos a realizar abusos,sexuales-físicos-psicológicos, a otros miembros rivales. Las niñas suelen tener la parte añadida de funcionar como objeto de cambio sexual.
             Pintadas en las escuelas o en las paredes de las calles son los mensajes visibles, pero otros códigos de comunicación, como las zapatillas colgando de cables de luz, las piedras atadas o los pañuelos colgados,  son usados para dejar mensajes a la propia Barra o a la enemiga. 
         Suecede que ,en la actualidad, están asaltando las comunidades para robar : celulares, comida, tv ... y a punta de calibre 38 en barrigas de embarazadas, o directamente sobre niñas o bebés. Como consecuencia, los varones de las comunidades están saliendo a buscar protección para ellos y para los suyos: si perteneces no mueres, es el mensaje subliminal de estas acciones.             
             Sabiendo que el tráfico de drogas , armas y delincuencia en el país en el que la vida no vale nada están entrelazados en estas organizaciones, es toda unha bomba de relojería de base. 
         Y me preguntaba, ,mientras escuchaba, si realmente no se hace nada, aunque sea algo mínimo, algo, desde las instituciones, pero supongo que disiparon mis dudas:    "En el país del morbo, de la corrupción absoluta del poder, llamar a la policía solo sirve para que te respondan : mejor los hubieran apresado, cuarteado y desaparecido, así no los volverían a molestar."

Y sin embargo, el miedo no ha ganado a la esperanza, y ellas siguen educando e informando a las juventudes, de soslayo, evitando las amenazas e intentando que nuevos caigan en las redes, aunque los otros tengan los ojos cerrados y se aten las manos .

1 comentario:

Patricia Iglesias dijo...

Buff moi boa a entrada...a beleza ca q está escrita non dulcifica a dureza que retrara.