5 nov. 2014

Comenzando una experiencia



Se presenta al fin la nueva reportera de ESF en Honduras, participante en el Programa de Conocimiento de la Realidad 2014 (PCR2014) del Proyecto Agua, y como primera toma de "contacto con la realidad" hondureña, los primeros que han sufrido la aclimatación al entorno de manera un tanto negativa, han sido mis aparatos electrónicos, que empezando por ordenador mojado, cámara de fotos al agua, tarjeta de cámara estropeada, teléfonos que no funcionan, internet que escasea... se han encargado de hacerme atestiguar de primera mano que las tecnologías y los climas tropicales no se llevan demasiado bien. Asique tras la inmersión a la vida rural en nuestro nuevo hogar, adiós maquinitas y a andar con libreta y bolígrafo en mano, que esos no fallan. (Haciendo uso de tecnologías apropiadas).


Tras un mes de estancia, y al fin resueltos algunos de estos "problemillas tecnológicos", entre calores y lluvias, empezamos a empaparnos de una realidad que aún con problemas endémicos y relacionados unos con otros, como la violencia, el narcotráfico, la inseguridad en las calles, la pobreza, enfermedades, la escasez de agua potable, la falta de medios técnicos, escasez educativa y formativa en gran espectro de la sociedad, etc... se rodea de personas amables, luchadoras y con un gran sentido del humor, a las que no les falta una sonrisa en la cara en cualquier momento para devolverte, y que hacen de esta estancia una experiencia mucho más agradable, adornada en ocasiones entre gastrointeritis varias por el cambio de comidas y mosquitos con sorpresa que te mantienen en vilo de qué "premio" caerá.

Aún habiendo viajado mucho y haberme rodeado de muchas y diferentes culturas, no desaparece la sensación de volver a sentirme como una "extraña" alrededor de gente para los que la extraña soy yo. Con los que la mejor manera de salvar "esa diferencia étnica irremediable" es regalarnos mutuamente una gran sonrisa o gesto de gratitud, siempre correspondidos. Eso nos hace iguales.

La primera impresión: que allá a donde vayas, el
capitalismo más atroz ha desplegado ya sus garras, curioso trabajar en comunidades donde llegó antes Coca-Cola o Pepsi, que la construcción de un pozo o letrinas. La venta de sueños de progreso en forma de comida basura y bebida azucarada que enfermiza y devora la salud. Que satisfacen pero que no arreglan nada. Comida rápida, aquí y ahora. Mucha carne, grasa, fritanga y bebidas carbonatadas con azúcar y más azúcar, a todas horas. Si el agua potable hay que comprarla embotellada y pagarla por unidad para beberla, mejor gastar en refrescos que ofrecen algo más. Supongo que esa es la idea que pasa por las cabezas de mucha gente al llegar a la "Pulpería" (tienda de alimentación) o Supermercado. O sencillamente se trata de alimentación que crea adicción, y que se expande rápidamente por cada vez más partes del mundo como hábito alimentario, que aniquila la vitalidad poco a poco y ensombrece el poder de la buena alimentación. Rodeados del consumismo que nos educa. Aquí y allá.

 Bienvenidos a la República de Honduras, un precioso país rodeado de frondosos montes, bosques de selva virgen y extensos manglares. Un lugar de gente humilde y respetuosa. Un lugar dónde una "Gamba a la romana" te recibe en tu camino y desea felicidad en tu viaje. Qué más se puede pedir.


Texto y fotografías: Eva M. Solana.

4 comentarios:

Inmaculada Ortiz Moreiro dijo...

Mucho ánimo, que va a ser una experiencia para no olvidar (espero que tus problemas tecnológicos tengan arreglo). Gracias por compartirlo! (Por cierto, me ha encantado lo de la gamba a la romana...)

Sergio dijo...

" La venta de sueños de progreso en forma de comida basura y bebida azucarada " me encantó esa frase!!! Aprende mucho y cuéntanoslo con tus fotos tan chulas y tus vídeos!

Ale dijo...

Pues esa es la lamentable realidad de muchos lugares de Latino América en general. Como dices, es impresionante cómo el capitalismo y la comida basura llega tan lejos. Lugares, que si tuvieran los medios necesarios, podrían explotar sus recursos para generar un mayor desarrollo. Sin embargo, la pobreza, la corrupción y el olvido de muchas comunidades, nos muestra como enferma la población y poco a poco las zonas quedan abandonadas y contaminadas.
Me gustó mucho tu nota, mucho éxito.

Patricia Iglesias dijo...

A seguir contándonoslo asi...con esas fotos taaannnn chulas y el texto no tiene desperdicio!! :-*