15 jun. 2015

Volviendo a la cuenca del río Laure (2)

Centro de procesado, en unos 20 días estará acabado
Después de conocer las experiencias comentadas en la primera parte, tuvimos tiempo de visitar un par de experiencias más, esta vez al otro lado del Río Laure, donde otra carretera sin asfaltar y en bastante mal estado nos condujo a Laure Abajo. Una movilización de la población había logrado que ese mismo día el ayuntamiento mandara unas cargas de tierra y piedras y una máquina para mejorar un poco el estado de la carretera (está muy bien ver que las personas empiezan a exigir sus derechos aquí!).

Primero nos acercamos a ver el inicio de las obras del centro de acopio, procesado y venta de miel. Un grupo de 20 personas, hombres y mujeres, constituyen una empresa de servicios múltiples, poniendo en común algunas de sus colmenas (otras las siguen manejando por su cuenta) o trabajo en la cooperativa.

Algunas de las colmenas de miembros de la cooperativa
Trabajan con la abeja africanizada, que en los últimos años ha venido desplazando a la que era la especie local "doméstica" tras ser introducida en Brasil (uno de los ejemplos de lo que puede lograr el afán de aumentar la producción sin conocer o sin querer ver los riesgos de desequilibrio biológico y de ecosistemas, en nombre de "nada puede salir mal"). Esta es una especie más agresiva y cuentan con todo el equipo de protección habitual, aunque sigue habiendo riesgo. Con humo atontan a las abejas, y pueden retirar los panales, vaciar su contenido y volver a colocarlos. Siempre dejan varios en la parte de abajo de la colmena, donde está la cámara de la reina, para que les sirva de alimento. Suelen sacar como 4 remesas al año, entre octubre y diciembre, aunque depende también del clima (que condiciona la floración).
Hasta ahora, el procesado era artesanal, con pocos medios, decantando en barriles de cualquier material (la cera y restos quedan en la parte de arriba). Ahora esperan contar con un decantador de acero inoxidable que facilitará la extracción de la miel para su posterior envasado (y la venta en un pequeño espacio que tendrá el edificio).

Ayote con maíz en la finca de Don Gilberto
A continuación, ya para acabar la visita, estuvimos visitando río arriba (en la comunidad de Agua Zarca) un par de fincas del grupo de producción de unas 30 personas que participan en el programa de diversificación de fincas y fincas modelo. Las imágenes valen más que las palabras, pero todas las personas con las que compartimos charla coincidían en dos temas clave para impulsar esto:
La planta del banano, que se sale de raíz de plantas grandes y se transplanta

Bananos con ayote en la finca de Don Rosalío
- La necesidad de asegurar agua por lo menos al inicio de la temporada de lluvias (cada vez comienza más tarde y se suele perder la primera cosecha, la que se planta en mayo). En este caso, en las fotos se ve como el maíz está hermoso ya con las primeras lluvias (que se produjeron hace pocos días, y que en cualquier caso le dieron aun más vigor a las plantas que gracias al regadío ya venían creciditas). En el caso de las comunidades cercanas al río Laure tienen el privilegio de contar con un río que no se seca en todo el año. Esto a pesar de algunas amenazas como deforestación en zonas altas que hasta ahora han ido evitando, aunque parece que se trata de zonas apetecibles por empresas mineras, o el mal uso del agua por parte de algunos terratenientes que riegan a manta los "potreros" (pastos) sin importarles que haya escasez de agua río abajo. Algunas tecnologías para usar eficientemente el agua ayudan a que no se den estos casos en la parte baja de la cuenca, si bien parece importante impulsar el comité de cuenca de río Laure (así se espera con el proyecto).
Detalle del regadío para frijol rojo en la finca de Don Gilberto
- La participación de la familia en el duro trabajo de poner las fincas en producción y su implicación en la gestión de las fincas, que luego son un ejemplo para otras familias que no se han atrevido a empezar en la primera fase. Esto es algo común en cualquier zona rural (incluida Galicia), ya que las personas que dependen de lo que siembran no suelen se proclives a experimentos..., pero sí se acaban implicando si hay alguien que quizás tiene más tierra, o simplemente tiene ganas de probar cosas nuevas, y puede implementar innovaciones que se vea que funcionan. Para esto es importante el apoyo técnico de alguna institución, a modo de extensión agroforestal, como el que da CODDEFFAGOLF en esta zona (y que muchos defendemos que debería ser público, y no como en Galicia que lo dan las personas comerciales de empresas como Monsanto...).



Don Gilberto, orgulloso de su maíz, mejorado por su propia selección, alguno de los cuales dan tres mazorcas...


Papaya que viene cargada, Don Rosalío tiene mano para las papayas (esta tiene poco más de un año, es impresionante como crecen las plantas aquí a poco que acompañe el agua..)

Papayitas...

Yuca en la finca de don Rosalío

Yuca con maíz con riego a goteo que el propio Don Gilberto maneja, cambia de sitio y da mantenimiento (y también ha invertido ya en ampliarlo)

No hay comentarios: