15 sept. 2015

También la lluvia



Mitad de Septiembre y el sol aún aprieta en San Lorenzo. No se puede salir a la calle por la mañana. El calor es insoportable a estas horas. Ni rastro de lluvia hoy. Otro día más de sequía. Habrá que rezar para que por la noche cambie el panorama. Los periódicos claman la situación extrema: Emergencia climática, emergencia alimentaria, crisis agraria… son los titulares que evidencian una realidad más que preocupante.

Aquí todo depende del agua.... todo es todo. La vida cotidiana viene determinada por las lluvias….No llueve, no hay cosechas. No hay cosechas, no hay alimentos. Así de simple, así de cruel. El clima aquí es inclemente y hostil para los agricultores y para todas las familias que viven de una u otra forma de los productos del campo.

Se habla mucho de la sequía, de qué no llueve, de que esta canícula está siendo muy larga. La gente mira las nubes esperanzada, rogando a Dios que descarguen lluvias intensas sobre los campos de yuca, trigo, marañón,frijoles  y sobre todo maíz, que están pereciendo en un calvario de sol y sequía.

"Chultunes" , sistemas de recolección
de agua de lluvia mayas.
          Es Septiembre. Mediados ya de mes. Debería haber empezado a llover hace ya semanas y es ahora cuando asoman los primeros chaparrones. La primera cosecha ya se ha perdido y sólo queda el anhelo de que la segunda sobreviva.

Quizás esta tarde haya suerte. Como hace un par de días, como el fin de semana anterior cuando el cielo se rompió en un estrepito de truenos y el agua incesante regó calles, campos, niños, árboles y cosechas. El agua anegó calzadas y –seguramente- obstaculizó el camino a muchas comunidades rurales. Porque aquí nunca llueve. Pero cuando llueve esa agua no se aprovecha, se pierde, incluso genera problemas (lo más habitual es que la luz se vaya durante horas, que el agua arrastre basuras, que los caminos se enfanguen impidiendo el tránsito a través de ellos).

¿Por qué no hacer que el agua por la que tanto se pide (por la que se realizan plegarias cada día) sea aprovechada?



Captación de agua de lluvia mediante malla de  plástico en Camboya.

El agua de lluvia se captó y usó con fines agrícolas y para  uso humano ( tareas domésticas, sanitarios, riegos )desde tiempos milenarios. La cultura maya recolectó lluvia en “Chultuns”, las tribus africanas recogían agua a través de hojas de banano, los visionarios romanos captaban agua en el atrio de sus casas. Muchas culturas agradecieron pero también aprovecharon ese “regalo del cielo”, pero muchas de esas prácticas han quedado hoy día relegadas al olvido como simples curiosidades. 


"Implivium" romano.



Torre de bambú o " Warcawater" para extraer
agua del mismo viento.
¿Por qué no recuperarlas? Aquí no llueve nunca. Pero cuando lo hace el agua torrencialmente descargada podría ser muy valiosa. Es una práctica ecológica, ideal para comunidades dispersas y alejadas ya que podrían implantarse sistemas de captación que empleasen materiales y mano de obra local, mitigaría el efecto erosivo de las avenidas de aguas por la actividad pluvial, contribuiría a la sostenibilidad y protección de medio ambiente…

Habría que hacer estudios sí. Y sería obviamente necesaria una inversión inicial. No todas las técnicas serían replicables pero el filón existe.... Tal vez fuese posible así, haciendo uso de un recurso gratuito y natural, mejorar la vida de mucha de la gente que mira al cielo cada día cada vez con menos fe. A veces se tiene delante de los ojos la solución y no se ve.


Fuera sigue el calor. Ni una nube en el cielo. 



Publicado por  María y Paula.

3 comentarios:

Almudena dijo...

Que triste e interesante á vez, moitas gracias mozas! Sería moi interesante traballar na recuperacion de practicas tradicionais eficientes, pero sen abandonar a recuperacion da masa vexetal e solos fertiles que son capaces de reter mais cantidade de auga que toda a tecnoloxía xunta.

Almudena dijo...

Que triste e interesante á vez, moitas gracias mozas! Sería moi interesante traballar na recuperacion de practicas tradicionais eficientes, pero sen abandonar a recuperacion da masa vexetal e solos fertiles que son capaces de reter mais cantidade de auga que toda a tecnoloxía xunta.

Sergio dijo...

Eso, empleando técnicas sostenibles y fácilmente replicables, no los enormes mamotretos de plástico que se emplearon en el proyecto con dinero del Fondo del Agua no muy lejos de San Lorenzo... (y que tanto gustan a Cris, jejeje)