24 oct. 2012

Semillas para acabar con la sociedad patriarcal


Dentro de las actividades programadas en mi estancia como PCR una de las que más disfruté fue asistir a una Formación de líderes y lideresas en género y masculinidad”. Bajo el proyecto “Fortalecimiento a la soberanía alimentaria y uso racional de los recursos naturales en 10 comunidades de la micro cuenca Quebrada Gallardo, municipio de Namasigue Choluteca”


Se conto con la participación de 23 personas de las cuales 20 son mujeres y 3 hombres en Guamerú y con la participación de 20 personas de las cuales 11 son mujeres y 9 hombres en las comunidades de Yolorán y Ranchería. 

La metodología vivencial permitió la participación de todxs de una forma receptiva a los aportes de cada persona.

En los talleres se trabajó la autoestima, derechos y leyes que protegen los derechos de las mujeres y la familia haciendo hincapié en la legalización de bienes mancomunados.
Las actividades se realizaron durante 2 días y fueron impartidos por la fundación Simiente, que llevan años trabajando en temas de género.
A la hora de ir al taller me surgieron muchas dudas de como enfocarían un tema tan importante y a la vez tan complicado de tratar dentro de la sociedad hondureña. Mi contacto con temas de género siempre ha sido en España y viendo las dificultades y todo el camino que queda aun por recorrer para llegar a una igualdad plena entre hombres y mujeres tenía una gran curiosidad de como sería la metodología para acercarse a estas personas.

En la primera parte del taller se hizo una dinámica de abrazos en las que las personas se acercaban e iban rompiendo el miedo inicial. Esta creó un ambiente propicio para que todas las personas estuviesen receptivas y a la vez estrechasen lazos de confianza entre ellas.
Sensaciones de los participantes con el ejercicio del abrazo:
·     Una amistad.
·     Nos sentimos como hermanos
·     Se siente una hermandad
·     Es como una muestra que somos hermanos y pertenecemos a una organización.
 Es un encuentro divino somos vecinos y nunca nos habíamos saludado asi.

¿Quien soy? ¿Cómo me gustaría ser? ¿Cómo me ven?

Construcción de las identidades

A través de la vida comunitaria se  va enseñando que es la identidad femenina y masculina, cuales son las cualidades que debe tener una mujer y cuales son de los hombres, como debe comportase una mujer y un hombre frente a una misma situación, los hombres no lloran, no tienen miedo, las mujeres son lloronas y tienen miedo. Cada persona tiene una identidad que es el contenido de lo que es Quien soy yo?


Elaboración del auto retrato.
Después que cada participante pinto su auto retrato, trabajo en sus cualidades, como le gustaría ser, su mayor alegría, y su mayor tristeza, como dice la gente que es y se comentaron en voz alta para compartir diferentes puntos de vista. 
De esta dinámica la conclusiones que las alegrías y tristeza de los hombres tienen que ver con el rol de proveedor que le asigna la sociedad y su vida pública y el desarrollo de habilidades y destrezas para la participación en la vida comunitaria y de país.  
La tristeza y la alegría de hombre y mujeres están estrechamente relacionadas con la clase social a la que pertenecen, tener buenas cosecha, salud, ingresos, alimentación etc.  


beneficiarios del taller en la comunidad de Ranchería
 La división sexual del trabajo

Se divido al grupo de mujeres, en mujeres jóvenes y mujeres adultas y un grupo de hombres.
Cada grupo tenía la responsabilidad de elaborar la lista de tareas que la mujer y un hombre realiza en un día normal de trabajo


Mujeres explicando como es su día de trabajo

Reflexión.
El trabajo domestico es rutinario y trae un agotamiento físico y mental.
Es un trabajo necesario para la familia y la sociedad porque es el que regenera las energías  y la salud para iniciar una nueva jornada el día siguiente.

Se introducen nuevos conceptos como:

Trabajo invisible: tiene valor de uso, no produce, su utilidad es para brindar energía a los miembros de la  familia para que el sistema y los empresarios tengan ganancias, aunque estas no son compartidas
Este trabajo se da en el espacio privado.

Trabajo productivo visible: Este trabajo produce ingreso, es visible, se da en el campo, tiene valor de cambio. Es ejercido generalmente por los hombres, aunque actualmente muchas mujeres también desempeñan este rol.

División Sexual del trabajo:
La división social del trabajo se por la diferencia sexuales entre hombre y mujeres, aunque por si solas no provocan desigualdad.  
La sociedad le asigna (le da diferentes actividades o roles a los hombre y a las mujeres, lo que impide que ambos géneros tenga el mismo acceso a las oportunidades para su desarrollo individual y colectivo. 

Debate sobre género y sexo 

beneficiarixs de la comunidad de Yolorán

Control de recursos:
Ente ejercicio se revelan más desigualdades entre las mujeres y los hombres que se viven cotidianamente en todas las sociedades porque es producto de como se han construido las sociedades, donde todo el poder económico, social y político está concentrado en los hombres de ahí el término de sociedad patriarcal.
Además se explica la diferencia entre género y sexo y como reducir la brecha de género con ejemplos prácticos.

Las jornadas resultaron muy interesantes y gratificantes tanto para las personas que recibieron el taller como para mi que fui a observar como se puede trabajar el tema de género en un contexto muy diferente al que vivo habitualmente.


3 comentarios:

Sergio dijo...

Interesante crónica, María! También nos sirve para aprender por aquí!

alicia dijo...

Me ha gustado mucho!!! Y me parece muy interesante cómo se ha desarrollado el taller. Ahora hay que seguir trabajando en la transversalización real del enfoque en todo lo que hagamos!

bolsa de trabajo en honduras dijo...

Muy interesante esta entrada, asi como la mayoria de los posts de este blog.