22 jul. 2013

Conociendo experiencias con contadores en El Salvador

En el marco del “Proyecto de abastecimiento y saneamiento en la comunidad de San José de las Conchas, municipio de Marcovia en Honduras”, que ESF viene ejecutando desde finales de 2012, con la colaboración de la Alcaldía de Marcovia como socia local, y financiado por la Cooperación Galega de la Xunta de Galicia (175.000 euros), se planteó la necesidad de instalar contadores o micromedidores familiares acompañando a la construcción del sistema de abastecimiento, como solución al derroche de agua, consumo para uso no doméstico, pérdida del recurso y falta de equidad en la distribución del servicio, entre otros.
Debido a la falta de experiencia de ESF y la Alcaldía de Marcovia en sistemas de agua regulados con contadores, y a que la aceptación por parte de la población y de la Junta de Agua de la comunidad es un requisito indispensable para el éxito de estos sistemas, se planteó realizar una visita a comunidades rurales en las que se hubiesen instalado contadores con resultados satisfactorios. Para ello, la coordinadora del proyecto de la Alcaldía de Marcovia, la secretaria y el tesorero de la Junta de Agua de San José, y la técnica expatriada de ESF, fuimos a visitar dos comunidades en el Salvador (no encontramos ninguna experiencia en Honduras en el ámbito rural), donde la ONG Acua trabaja con varios proyectos de sistemas de agua con contadores.
Así, las Juntas de Agua de las comunidades de Coplanar y Tiguapa nos contaron su experiencia con la instalación de los contadores en sus respectivos sistemas de abastecimiento de agua.

 Junta de Agua de El Coplanar reunida con miembros, Junta de Agua de San José, Alcaldía de Marcovia y Acua.
 El fontanero de la Junta de Agua de Coplanar explicando la instalación de los contadores al tesorero de la Junta de Agua de San José
 
  Junta de Agua de la comunidad de Tiguapa reunida con miembros, Junta de Agua de San José, Alcaldía de Marcovia y Acua.
Algunos de los aspectos que las Juntas de Agua de estas comunidades consideran como clave fueron:
  • Establecimiento de las cuotas: se considera una cuota fija (destinada a cubrir los gastos del sistema de agua potable comunal, tales como el pago del fontanero, amortización de la bomba, reposición de materiales, cloración del sistema, pago de energía), y una cuota variable, que se suma a la cuota fija y se aplica a partir de un consumo adicional o excedente de la cantidad de agua establecida en el reglamento interno. Los fondos recolectados como cuota variable se utilizan como reserva económica que permite atender los gastos de inversiones mayores para el mejoramiento de los servicios de agua y saneamiento, emergencias y reposición. Además, se puede subsidiar a l@s usuari@s de la tercera edad sin recursos.
  • Establecimiento de los tramos de consumo: los tramos de consumo establecidos en ambas comunidades fueron de hasta 14 o 15 m3 por mes (pagando una cuota fija de aproximadamente 6$), entre 15-20 m3 por mes (pagando 0,75$ más por cada m3) y más de 20 m3 al mes (2,50$ más por cada m3). 
  • Lectura de los contadores: Se debe establecer una ruta para la lectura de las contadores, y respetarla cada mes, realizando la lectura en un sólo día. Toda la Junta de Agua debe estar capacitada para hacer la lectura del medidor. Se debe cerrar el agua al hacer la lectura, y la llave de paso a la casa debe colocarse antes del contador, para mayor comodidad si hubiese que reparar o cambiar el contador.  
  • Cobro de las cuotas: cada mes se lleva el recibo correspondiente a la casa de cada familia. En el caso de estas dos comunidades, ambas hacían que los usuarios ingresasen los recibos en una cuenta bancaria habilitada específicamente para esto, con el fin de conseguir mayor transparencia y disminuir la morosidad (ambas comunidades notaron que por este medio la morosidad era menor). Los usuarios son sancionados con 1$ si se retrasan en el pago (a día 10 de mes), que irá al fondo de la cuota variable.
  • Reposición de contadores: en caso de que se estropee un contador una vez que ya se pasó la garantía, la familia debe reponerlo (o bien lo compra directamente o bien a través de la Junta de Agua, que le pasará el coste fraccionado en varias cuotas junto con el recibo mensual). El coste de cada contador oscila entre 20-25 euros, más 12 euros por la instalación de cada uno. 
  • Personal contratado para la operación del sistema: en ambas comunidades tenían una persona contratada a medio tiempo para hacer las lecturas y preparar los recibos y otras gestiones administrativas, además del fontanero. En el caso de San José, esta tarea la realizará inicialmente la Junta de Agua, y se contratará a un fontanero que se encargará de encender y apagar la bomba, abrir y cerrar las diferentes ramas del sistema si así se establece (con el fin de ir proporcionando agua por sectores), reparar posibles desperfectos, etc. La Junta de Agua será también la encargada de supervisar las actividades del fontanero.
  • Reglamento interno: es de vital importancia que en el reglamento interno que regule el funcionamiento del sistema y de la Junta de Agua, estén incluidas todos estos aspectos, así como las acciones a tomar en caso de un uso indebido o manipulación de los contadores y del sistema de agua por parte de l@s usuari@s. Este reglamento debe ser aprobado en asamblea para que sea consensuado por la comunidad. 
 Contador comundidad de Tiguapa

Tanto en la comunidad de Coplanar como de Tiguapa, la comunidad fue reticente en un principio a la instalación de los contadores, pero con el tiempo la mayoría fue aceptando que se trata de un sistema más justo, que permite evitar el derroche de agua, y dar a los sistemas una mayor sostenibilidad económica y ambiental.


6 comentarios:

Daniela dijo...

Muy interesante la entrada!:)

Sergio dijo...

qué guay!!!!! parece que estamos allí con vosotros!

Gonzalo Martínez Crespo dijo...

Enhorabuena... Estas experiencia de intercambios entre países tan lejanos y tan próximos son super chulas.

Daniel dijo...

Magnífica entrada y muy clarificadora e informativa!! Gracias Cris!!

Tengo la curiosidad... ¿Cuál fue la impresión que se trajeron tanto los miembros de la Alcaldía como el tesorero de la Junta de Agua?

POSITIVA ESPERO!!

Cris S. dijo...

Pues la verdad que fue una impresión muy positiva, tanto de la Alcaldía como de la secretaria y el tesorero de la Junta de agua de San José, tod@s quedamos convencid@s de que la instalación de los contadores es la mejor opción, de hecho creo que gracias a esta gira se va a facilitar mucho el proceso de instalación de contadores en San José y en proyectos futuros que tenga la Alcaldía. Fue una pena que por falta de presupuesto no pudiese ir más gente de la comunidad a ver la experiencia, pero para la próxima será.

Daniel dijo...

Esa es la respuesta que me esperaba!!

Pienso que en las circunstancias que nos movemos en los proyectos de ESF en Honduras, es imprescindible que alguien de la propia comunidad confíe en el sistema, habiéndolo visto con sus propios ojos, para así intentar transmitir esa confianza en las Asambleas al resto de habitantes y usuarios. El convencimiento de la Alcaldía no sería suficiente...