2 may. 2016

¿y tu qué quieres ser de mayor?



Pompi, eres un crack!


El buen mozo de esta fotografía se llama Don Pompilio Mercado. 84 añazos ahí donde lo ven. Casado, con hijos y nietos. Una persona muy simpática y entrañable, que no pierde momento para hacer algún comentario gracioso. Y muy tranquilo, con la tranquilidad y la calma que parece que solo tienen las personas que ya han visto y vivido mucho y aunque ya nada les sorprenda, disfrutan de cualquier cosa... Vamos, todo un crack!!! De mi estancia en El Triunfo, una de esas personas a la que más me gustaba encontrarme por ahí.
Pues ahí donde lo ven, Don Pompilio tiene un defecto... es adicto al trabajo!!!
Y si no no encuantro sentido a lo que hace. Don pompilio (el pompi para los conocidos, amigos  y gente poco respetuosa como yo...) regenta una Pulpería. Una pulpería, para los no entendidos y gallegos nostálgicos confundidos, es aquel lugar en dónde se vende de todo menos pulpo (toda un lástima) y vendría a ser lo que hace dos generaciones en España se conocían como ultramarinos (o tienducha de barrio de toda la vida....).

Cuarto y mitad de frijoles, señor Pompi!!!
Pues si, mira que el Pompilio no tendría cosas más interesantes que hacer, tales como pasear un perro, jugar al dominó, sentarse en un banco o irse de vacaciones a las canarias con el imserso (salvo porque en Honduras los perros se pasean solos por las calles, el dominó ni lo conocen y las canarias quedan un poquito a desmano...)... Vamos, que en vez de hacer esas cosas que hacen los viejos, se pasa el día sentado en el portal, viendo pasar la vida, con una gran sonrisa y despachando (siempre a su ritmo) a jóvenes, mayores y viejitos desde caramelos y refrescos a estropajos y detergente, pasando por mi bien amado papel higiénico y velas para cuando se vaya la luz. Y yo me pregunto porqué? ¿¿¿Porqué Pomilio, Porqué??? Porqué después de todas las profesiones que tuvo a lo largo de su vida, sigue ahí con su pulpería...? Y no encuentro respuesta...

Me pregunto si puede afectar el hecho de que aquí no existe la seguridad social ni las pensiones (solo reservado para los maestros y personajes de funcionariado público muy concreto). No sé, no creo, no? A lo mejor si que puede afectar el no disponer de seguros sociales, ni ayudas, y que uno se tenga que ganar el arroz y los frijolitos hasta que se lo lleve la pelona (muerte) a la otra vida...

Al llegar aquí me preguntaron que cuanto ganaba y yo les dije que estaba de voluntario y que no cobraba, y me dijeron que que claro, menos mal que no tenía esposa e hijos, porque no los podría alimentar, pero me dijeron... ¿y con sus papás que ya serán viejitos, cuántos hermanos son para ayudarles?
Vaya! una de esas frases que dejan a uno pensando aunque sea un ratito... Una vez leí que en las sociedades campesinas clásicas como la hondureña o como la gallega de antes de la guerra civil, un niño empieza a producir a partir de los 6 años, y a los 8 ya hace cosas como para equiparar ese trabajo a su comida, que por eso se tenía tan larga descendencia. Cómo explicarles que en el Viejo Continente uno trabaja toda la vida a un ritmo canibal para poder"descansar" haciendo nada frustrado, cuando se jubila, y que los niños no empiezan a producir hasta los 30, y que a mí, Ingeniero de Caminos Canales y Puertos en paro son mis papás jubilados los que me tienen que echar un cable de vez en cuando....  Mejor todo esto me lo guardo por vergüenza ;-)

El mundo está loco, no creeis? ¿Cual de las dos maneras de vivir os parece más natural?
Os lo dejo a vosotros, que yo ya paso de pensar, que aquí el sol pega muuuy fuerte y estoy racionando neuronas...

Algún comentario por favor?

2 comentarios:

Raquel dijo...

El mundo está loco, ...pero aún deberíamos estar más locos,as... sólo que con otro tipo de locura, no? que hay tipos y tipos. Y a mí la tuya me encanta, por cierto. ;-) Muchas gracias por este post. Lo disfruté mucho!

Anónimo dijo...

Natural? Ufff quien me habrá mandado abrir esto... Viendo pasar la vida?... Vergüenza?... Graciñas Martiño, Grande Pompilio!