26 abr. 2016

En el Día de la Tierra, marcha de MASS VIDA por la Defensa del Territorio

El Movimiento Ambientalista Social del Sur por la Vida (MASSVIDA), plataforma constituida por organizaciones de sociedad civil de la zona Sur de Honduras (entre ellas nuestro socio el Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca-CODDEFFAGOLF) y por representantes de la Iglesia Católica, celebró el Día de la Tierra convocando a una marcha en el municipio de Nacaome. Esta marcha tuvo como lema principal la defensa del territorio frente a las actividades que están amenazando el medio ambiente y los medios de vida de la población del Sur de Honduras, como son la minería, las ZEDEs y las grandes plantas de energía fotovoltaica.

A continuación os dejamos el pronunciamiento de la marcha y el vídeo con imágenes:


PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO
El Movimiento Ambientalista Social del Sur por la Vida integrado por decenas de organizaciones miembros de la sociedad civil organizada y en el marco del día mundial de la Tierra ante la comunidad local, nacional e internacional expresa lo siguiente:
CONSIDERANDO: que en este día de la tierra hay un doble luto del movimiento ambientalista de la zona sur de Honduras dada la destrucción de los recursos naturales hondureños y dada la muerte violenta de la líder indígena Berta Cáceres el día 3 de marzo del 2016.
CONSIDERANDO: que el gobierno de Honduras el 29 septiembre del 2015 se comprometió a plantar un millón de hectáreas de bosque previo a la Convención Mundial del Clima y mientras tanto aprobaba la deforestación de miles de hectáreas en el sur de Honduras en el marco de proyectos de energía fotovoltaica con daños severos al ambiente y potenciando el incremento de las temperaturas en el sur de Honduras.
CONSIDERANDO: Que mediante La Ley de Reconversión de la Deuda el gobierno hondureño contempla la venta o enajenación de los bienes del Estado “ociosos”, lo cual incluye proyectos en el área de los recursos naturales, minería, energía y telecomunicaciones. Que resulta que esos bienes “ociosos” son generalmente nuestros cerros que están llenos de minerales pero que también contienen el agua, suelos fértiles y el bosque fundamental para la vida de nuestra población.

CONSIDERANDO: Que es bochornoso que los operadores de justicia enjuicien y pongan medidas legales a los defensores de la tierra del sur de Honduras y acto seguido no haya una tan sola sanción emitida por los graves delitos ambientales que cometen los mineros, acuicultores, cañeros y los industriales agrícolas y acaparadores de tierra en el sur de Honduras.
CONSIDERANDO: Que los defensores de la tierra son obligados, a pesar de su débil condición económica a viajar grandes distancias para firmar semanalmente ante los órganos de justicia del sur de Honduras sólo por el único delito de defender la vida. Nos referimos puntualmente a los líderes de Zacate Grande; Amapala y pobladores del Tránsito, Nacaome, quienes han sido criminalizados y han sufrido la negligencia gubernamental en su más alto nivel.
CONSIDERANDO: Que el gobierno actual presidido por Juan Orlando Hernández se suma a la lista de gobiernos de antaño que no ofrece garantías a los defensores y defensoras de la naturaleza sino que más bien los condena y los persigue.
CONSIDERANDO: Que el cambio climático es una realidad en el mundo, teniendo como consecuencia crisis alimentaria por pérdida de cosechas, daños a la salud por el alza de temperaturas, incremento de plagas, calentamiento de las aguas y la pérdida de vida en los mares.
CONSIDERANDO: Que el gobierno de la República mediante la llamada hora del Sur únicamente promueve proyectos de explotación de los recursos naturales tales como: Mineras, camaroneras, plantas solares, Ciudades Modelo o ZEDE etc. Que en el corto y mediano plazo sólo traen desolación e intensificación de pobreza a las poblaciones rurales.

ACORDAMOS
  1. Dedicar este día de la tierra del 2016 a la líder ambientalista Bertha Cáceres declarándola Heroína nacional por su lucha en favor del rio Gualcarque, en favor de la autodeterminación del pueblo indígena, en favor de Honduras, condenando además fervientemente el cobarde asesinato que terminó con su vida.
  2. Que rechazamos nuevas concesiones de proyectos extractivitas en el sur de Honduras y exigimos a las dependencias del Estado que fortalezcan su rol de normadores controlando la grave contaminación producida por las industrias ya instaladas, exigimos pues un Gobierno transparente, eficiente, al servicio del pueblo hondureño y no de los inversionistas.
  3. Que nos declaramos vigilantes y auditores socio-ambientales permanente del cumplimiento de los compromisos que el gobierno hondureño en el marco del acuerdo mundial del clima firmado en Paris.
  4. Que la sociedad civil organizada defenderá el suelo, el agua, el rio, el mar, el bosque como parte integral de nuestra vida y la fuente de la salud y el bienestar del pueblo.
  5. Que documentaremos los casos de enjuiciamiento de nuestros defensores y pondremos en evidencia ante la comunidad nacional e internacional la corrupción y la inoperancia de nuestro sistema de justicia que pone en riesgo a nuestro pueblo condenándolo a la impunidad permanente.
  6. Exigimos a la Fiscalía del ambiente y al Juzgado de Nacaome que levanten las medidas penales contra los defensores de Zacate Grande y El Tránsito como una medida justa y que se enjuicien a los verdaderos depredadores verificados pro la SERNA en esos casos.
  7. Proponemos al presidente Juan Orlando Hernández que la “hora del sur” sea para reforestar, recuperar las fuentes de agua perdidas, Fortalecer la pesca y la agricultura comunitaria y no sea para traernos destrucción, muerte y convertir a nuestros habitantes en desplazados de su tierra cuando ya se acabe el oro y el agua, o peor aún en peones permanentes de ZEDES y Mineras que violentan sus derechos humanos, en fin, en extraños en su propia tierra.
¡La lucha comenzó, nadie la detiene!
Dado en Nacaome, Valle, el 22 de abril del 2016.
 
  



 






No hay comentarios: